Dos corbatas

Quino

Más de 12 millones de espectadores de media. Más de 650 periodistas acreditados. 80 medios nacionales e internacionales emitiendo la señal.

 Anoche el periodismo español volvió a sufrir otro de los golpes más duros de su historia y con él la democracia española, cada vez más desgastada y carcomida. Adiós a la representación, bienvenidos al maravilloso espectáculo del “cara o cruz”, del “escucha sólo lo que nosotros te decimos”, de “la opinión pública hace tiempo que dejó de contar en política”.

La mañana de la resaca, busquemos un ganador. Repitamos la verborrea. Analicemos la palabrería. Estudiemos cada una de las promesas. Publiquemos los gestos corporales. Demos importancia al color de la camisa. Machaquemos al perdedor.

Qué tal si el periodismo pusiera todo su empeño en los verdaderos perdedores. Todo el mundo se queja pero nadie se atreve a dejar de jugar.

¿Alguien ha ido a las puertas de los colegios a preguntar por qué cada vez hay más alumnos por clase en los centros públicos superando el límite establecido, y menos alumnos por clase en los concertados? ¿Ha ido a preguntarle a algún inmigrante si cree que va a tener que dejar de sufrir redadas policiales dentro de un mes? ¿A un pensionista si cree que va a poder seguir viviendo con la pensión que cobra? ¿Algún periodista se ha molestado en ir a la universidad a preguntar cuántos estudiantes prefieren marcharse de España para encontrar un trabajo digno? ¿Alguien ha investigado cómo se las arregla para no morir de hambre una familia en la que todos sus miembros están en el paro? ¿Alguien ha salido a preguntar sobre por qué los políticos siguen viajando en primera clase mientras cada vez más se recorta de más abajo? ¿Ha contado las personas que han sido dadas de alta en los hospitales por falta de camas? ¿Ha salido a la calle a preguntar qué opinión hay sobre que se haya dejado de hablar de la corrupción? ¿Se ha dedicado a contar cuantas fundaciones, asociaciones o centros culturales tienen que cerrar por falta de fondos?

Más de 12 millones de espectadores de media. Más de 650 periodistas acreditados. 80 medios nacionales e internacionales emitiendo la señal. Dos caras muy conocidas. Un moderador (que no periodista en esta ocasión). Dos programas electorales. Dos corbatas. Ninguna pregunta permitida. ¿Un debate?

.

“Todos los políticos son aburridos, mentirosos y falsos. Yo hablo sólo con la gente”

Martha Gellhorn 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s