Ellas también son Revolución

(AP)

.

Egipto. Plaza de Tahrir. Veinte mujeres son detenidas. Se les realizan pruebas de virginidad forzosas. Ninguna de las activistas detenidas tenía experiencia en el activismo. Eran mujeres que luchaban por un país mejor. Sólo una de ellas denunció lo ocurrido.

En muchos países ser activista es considerado un peligro, pero ser activista y mujer, tiene un peligro añadido. La desigualdad de género todavía instaurada en todas las sociedades en mayor o menor medida, provoca que la situación de las mujeres ante la represión sea más vulnerable.

En Egipto, uno de los muchos ejemplos que podemos encontrar, la mujer ha sido uno de los elementos esenciales para la revolución. Yara Sallam, activista y defensora de derechos humanos egipcia desarrolló la situación de la mujer en la Primavera Árabe el pasado jueves. Aún a costa de la dura represión policial y militar durante la Primavera Árabe, durante los primeros días, en las concentraciones en la Plaza de Tahrir “creí que iba a ver las mismas caras de siempre, pero vi muchas caras de mujeres desconocidas rompiendo la rutina, mano a mano con los hombres”.

La presencia de la mujer en las revoluciones árabes ha supuesto un reto para la mujer egipcia. “Las costumbres tienen que cambiar. La sociedad debe comprender que la mujer sí tiene un papel importante”. Afirmaba Yara Sallam. Durante estos meses hemos asistido a una de las revoluciones más importantes del mundo árabe. El papel de la mujer que “ha estado bastante presente sobre todo en movimientos sindicales” ha sido clave para dar forma a este levantamiento. El movimiento feminista, organizado fuera de El Cairo, ha estado muy presente en zonas industriales como Suez. Además, la mujer campesina ha resultado ser un movimiento muy activo en el proceso de liberación de Egipto.

Hasta ahora, los derechos de las mujeres en Egipto se basaban en el código familiar desarrollado en la Sharia (ley musulmana, cuerpo del Derecho islámico) que se divide en cuatro escuelas. Egipto seguía la escuela más moderada (de las cuatro que existen) aunque actualmente, Egipto se encuentra paralizado hasta que se forme un parlamento por lo que, de facto, nadie está sujeto a un Derecho común. No obstante, durante estos meses se está debatiendo llevar a cabo una reforma del Hola, para poder incluir el divorcio y la custodia de los hijos para la mujer como derechos recogidos en la Constitución. Además, se ha llevado a cabo un sistema de cuotas por el cual un tercio de las listas de los partidos políticos deben ser mujeres.

“Enviar un mensaje equivocado a los niños desde las escuelas” ha provocado que la “mentalidad de los adolescentes actualmente sea una mentalidad cerrada”. La educación egipcia separa las funciones de la mujer y del hombre desde una perspectiva sexista. “La mujer en casa y el hombre a trabajar”, afirma Sallam.  “La necesidad de reformar el sistema educativo es fundamental” para un cambio en la mentalidad de la sociedad.

Para finalizar, Yara Sallam recordó que no hay que olvidar que “la revolución continúa”. “El régimen ha sido derrocado sólo en su cabeza más visible”. Es necesario que la mujer siga trabajando en la vida pública ya que la Revolución es de todos y de todas.

.

John Dougal (AI), Eva Suarez-Llanos (AI), Marie Becher(PBI) y  Yara Sallam

Anuncios

Una respuesta a “Ellas también son Revolución

  1. Está bien me gusta….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s